YOGUR DE ALMENDRAS CASERO

 

 

Las almendras son un alimento de proximidad, temporada y muy denso a nivel nutricional, en esta receta te comparto como mejorar al máximo su digestibilidad, evitar anti nutrientes y preparar un yogur sin lactosa pero a la vez muy parecido nivel nutricional al de leche de cabra, oveja o vaca por su aporte de proteína, grasas saludables y calcio.

Aprende a preparar un delicioso yogur de almendra fermentado casero 😉

 

Este es un yogur cremoso que os quedará genial para mezclar con algo de fruta de temporada, preparar una vinagreta para ensalada, añadir a algún postre, acompañar un trozo de salmón o añadir a algún curry u otra salsa. Es una receta rápida y fácil de preparar, lo único que necesitarás es almendras de calidad, un buen probiótico o yogur y una blender un poco potente (por supuesto también la thermomix). El resultado será tan espeso como desees, si echas menos agua será más espeso pero también más denso y saciante, lo ideal es encontrar un equilibrio entre cremosidad y densidad con el que te sientas cómoda y disfrutes. Para esta receta recomiendo adquirir almendra comuna nacional de proximidad y pelada, por ejemplo esta de la grana que es la que he utilizado en esta ocasión para crear la receta del yogur de almendra. Me gusta porqué es ecológica, nacional y viene en un envase grande de 1kg que, si consumes cantidad de este fruto seco, te permite usar menos plásticos en una sola compra. Es posible que ya sepas que recomiendo usar almendra remojada y fermentada para eliminar los antinutrientes, en la receta te explico como.

Esta receta se puede preparar de dos maneras: utilizando un probiótico que tengas en casa o inocular la mezcla con otro tipo de yogur que tengas, yo suelo utilizar el de coco. Te explico en detalle:

 

INOCULAR CON OTRO YOGUR:

Inocular quiere decir poner una tanda del alimento fermentado en un alimento que quieres que fermente para mezclar y empezar una nueva fermentación. Yo suelo utilizar para inocular otros yogures el yogur de coco 100% de la marca YACOCO funciona muy bien porqué fermenta rápido, homogéneo, con un buen punto de acidez y lo deja bien espeso, eso nos habla ya de la calidad del producto y nos indica que hay más variabilidad y/o cantidad de cepas en él. También lo he probado con marca Abbot Kinneys y a la fermentación le cuesta arrancar mucho más, el resultado es menos ácido, muy suave casi casi cuesta notar que es yogur.

 

INOCULAR CON PROBIÓTICOS:

Utiliza probióticos de calidad, con una buena variedad de lactobacilos y bifidobacterias. Unas tres o cuatro cepas bacterianas de Lactobacillus y dos o tres cepas de Bifidobacterium.

Probióticos que he probado y funcionan con muy buenos resultados:

Probio Expert Resilience de Bonusan con las siguientes cepas: Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus casei, Lactobacillus delbrueckii ssp bulgaricus, Lactobacillus paracasei, Lactobacillus plantarum, Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus salivarius, Lactococcus lactis, Pediococcus acidilactici, Enterococcus faecium, Bifidobacterium bifidum, Bifidobacterium breve, Bifidobacterium longum subsp infantis, Bifidobacterium animalis subsp lactis, Bifidobacterium longum, Streptococcus thermophilus.

NM Promind con las siguientes cepas: Bifidobacterium bifidum W23, Bifidobacterium lactis W52, Lactobacillus acidophilus W37, Lactobacillus brevis W63, Lactobacillus casei W56, Lactobacillus salivarius W24, Lactococcus lactis W19 y Lactococcus lactis W58.

Prueba con el probiótico que tengas en casa que cumpla los requisitos anteriores, si ves que no fermenta -> no hace burbujitas, no acidifica, es que ahí no hay vida… entonces es probable que el probiótico sea de mala calidad, esté inactivo por estar caducado o se haya sobrecalentado. Si las bacterias no están vivas la fermentación no funcionará y no tendrás yogur. Si te pasa esto, NO tires la crema de almendra, la guardas en la nevera o la congelas y compras un probiótico o yogur para volver a probar la inoculación 😉

Fermentar tus probióticos en casa es una estupenda forma de ver si realmente un probiótico está vivo y de reproducir su matriz (aunque esta va a cambiar conforme fermentes) alargas o aumentas su toma terapéutica desde la reproducción casera con una crema de almendras, leche de coco o leche de cabra u oveja (si la toleras bien). Cada tipo de probiótico da resultado a una textura, acidez y cremosidad diferente te recomiendo que experimentes y encuentres la que más te gusta y a partir de ahí la reproduzcas como indiciador de tus futuros yogures.

INGREDIENTES

300 g de almendras remojadas 24h (cambiando el agua a las 12h y escurriendo totalmente a las 24h) esto es importante para que la textura final del yogur quede más emulsionada y cremosa y además reduzcamos la carga de antinutrientes mejorando la digestibilidad de los nutrientes de la almendra. La fermentación también va a terminar de dar un empujón a esto.

– 2 cápsulas o un sobre de probióticos o 2-3 C grandes de yogur vegetal como iniciador

– 400 – 500ml de agua mineral (dependiendo de lo espesa que prefieras la textura)

 

INSTRUCCIONES

1 – Deja las almendras remojando 24h y cambia el agua a las 12h aproximadamente por una de nueva. Es importante que este agua no esté clorada para evitar la inhibición de la fermentación posterior.

2 – Triturar las almendras con 400ml de agua mineral en una batidora de vaso potente hasta conseguir una textura cremosa y homogénea, si lo deseas puedes añadir más agua para conseguir una textura más líquida y un yogur más ligero. Recomiendo una textura ligera para que no se haga muy denso y pesado, es un yogur muy denso nutricionalmente Incluso podrías añadir mucha más para un yogur bebible.

3 – Añadir el probiótico o yogur vegetal y batir de nuevo sin que la masa se caliente mucho. Si se calienta demasiado podríamos inactivar las cepas por exceso de temperatura.

4 – Deja el tarro en un armario a temperatura ambiente durante 24 horas, mezclando cada 8-12 horas (sobre todo si has hecho un yogur más espero).Según la acidez que quieras lograr y según la temperatura ambiente este proceso tardará más o menos. En verano bastará con unas 12-18 horas, en invierno mejor 24h o hasta 36h y dejarlo en un sitio cálido de la cocina rodeado de un paño.

5 – Probar y cuando tenga la acidez y sabor deseado volver a mezclar bien y guardar en la nevera para que enfríe y termine de solidificar.

Ten en cuenta que con el frío de la nevera las grasas del fruto seco solidifican un poco y este se va a volver más espeso, tenlo en cuenta antes de meterlo en la nevera, mejor un poco más líquido porqué sino puede quedarte muy espeso (tipo un queso crema). Aunque bien pensado eso no tiene porqué ser un inconveniente 😉 Si quieres preparar más yogur más adelante, piensa en guardar un poco de éste que prepares como futuro iniciador para tu nueva tanda de yogures.

IMPORTANTE: Piensa en guardar un poco de éste que prepares como futuro iniciador para tu nueva tanda de yogur de almendras.

Respuestas a preguntas que me habéis hecho por Instagram…

Si no te queda del todo cremoso: Si ves que quedan trocitos o no queda bien emulsionado o cremoso al enfriar en la nevera, puedes añadir un poco más de agua mineral en cualquier momento del proceso y pasarlo por la blender o una batidora de mano o termomix para que emulsione mejor, sólo ten en cuenta que no se caliente demasiado (a partir de 43º hay bacterias que mueren). Recuerda que para que quede realmente bien es importante utilizar una buena batidora de mano, Thermomix u otra potente.

Si no dispones de una buena batidora: Si no dispones de batidora potente también puedes comprar una crema de almendras bien cremosa y licuarla con agua para crear la crema a la textura que desees para fermentar, así te ahorras el paso de batir, las cremas preparadas suelen ser muy cremosas.

Tiempo de conservación: Yo lo he tenido en nevera hasta un mes, solo intenta que haya el mínimo de espacio y aire entre el yogur y la tapa del bote (recomiendo bote hermético). En la nevera la fermentación se ralentiza mucho pero no se para así que va a ir aumentado la acidez y conforme pase el tiempo será un iniciador para la próxima tanda más ácido y potente. Aunque sinceramente no creo que tardes tooodo un mes en comerte este delicioso yogur 😉

No dispongo de un bote hermético: Es interesante que te hagas con un bote hermético con goma para hacer el yogur y poder agitarlo tranquilamente, a los fermentos NO les gusta el metal, se puede corroer y dejar sabor o estropear la fermentación. Pero si no tienes un bote hermético y no puedes esperar utiliza un bote normal interponiendo entre la tapa y el yogur papel de cocina o un paño de algodón, en este caso mejor no agites y opta por mezclar bien con una cuchara o varillas.

Por supuesto puedes manejar también este fermentando en un ambiente más controlado en yogurtera que consigue una temperatura más óptima, yo no tengo, como me funciona genial así evito tener más cacharros 😉 cuéntame tu experiencia con la yogurtera si lo pruebas.

Espero disfrutes de este maravilloso láctico fermentado casero muy nutritivo, especialmente interesante para personas con intolerancia y sensibilidad a la lactosa y, por supuesto, para opciones sin consumo de productos de origen animal.

6 Comentarios
  • Tania Navarrete
    Escrito el 12:21h, 26 septiembre Responder

    Hola, gracias por la buena alternativa!
    Quiero hacerte una pregunta: debemos colar la leche luego de triturarla?
    Gracias

    • Dúnia Mulet
      Escrito el 10:25h, 26 noviembre Responder

      Buenas, no porqué buscamos una textura espesa para hacer el yogur, sería diferente que hacer la leche de almendras (tengo la receta en insta) 😉

  • Monica Maijo
    Escrito el 19:36h, 27 septiembre Responder

    Hola Dunia,
    Ja tinc ganes de probar de fer-la. Tinc dubte de si cada setmana guardes unes cullerades per a tornar a fer yogurt més endavant, no es farà malve? o quants dies dura el yogurt a la nevera?

    Gràcies

    • Dúnia Mulet
      Escrito el 10:23h, 26 noviembre Responder

      Bones Mònica! No es fa malbé perqué les 2-3 cullerades anteriors és barrejen amb la tanda nova i les bateries és diseminen en el nou iogurt, és una forma de fermentar que s’utilitza en masa mare, iogurts animals, kkombucha i serveix per aportar bacteries a la nova tanda per a que arranqui 😉 El iogurt a la nevera si està ben tapat i no hi ha molt espai d’aire 15 dies tranquilament 🙂

  • Fuensanta González
    Escrito el 13:45h, 25 noviembre Responder

    Holaaa!!!!! Como lo volveríamos a activar??

    • Dúnia Mulet
      Escrito el 10:14h, 26 noviembre Responder

      Buenas, disculpa, no entiendo la pregunta… activar el yogur? si quieres hacer una siguiente tanda puedes guardar 2-3 cucharadas soperas y volver a empezar

Escribe un comentario