VINAGRETA ANTIINFLAMATORIA

Aquí va una receta facilísima como aliño para diferentes platos. En la foto os muestro una ensalada riquísima ¡con esta vinagreta antiinflamatoria deliciosa a base de cúrcuma!

Comentaros que para sacar el máximo efecto de la curcumina de la cúrcuma hay que añadirle un picante (qualquier tipo de pimienta, ya sea negra, blanca, rosa…, y si estás en AIP jengibre por ejemplo) o una grasa. Así exprimimos al máximo su poder antiinflamatorio en la cocina.

La cúrcuma se degrada principalmente por las enzimas de la glucoronización. Así que para un mayor efecto, la cúrcuma se debe tomar en un plato en el que también haya ajo, cebolla, manzana, pomelo, sésamo, altramuz o miel cruda (frenan la glucoronización), efecto que ayudará a que se absorba mejor y se elimine más lentamente facilitando su biodisponibilidad ya que estará circulando en sangre durante más tiempo antes de ser eliminada.

La ensalada lleva: escarola, aguacate, frambuesas, granada, escamas de coco deshidratado, cebolla y chucrut de col lombarda. La combinación queda deliciosa y el toque magistral se lo da la vinagreta antiinflamatoria (batir todo junto).

Ingredientes:

· 6C de aceite virgen extra

· 1C de zumo de limón

· 1C de vinagre de manzana

· 1c de postre de cúrcuma en polvo

· Un trozo de manzana ácida

· Una pizca de pimienta negra (jengibre en polvo para casos AIP)

· Una pizca de orégano

¡Rociad esta vinagreta por doquier!

Espero os ayude a añadir mayor poder antiinflamatorio a vuestras comidas y deseando saber si os gusta el sabor tanto como a nosotros.

PD: Esta es información general, en caso de tener una enfermedad que curse con inflamación crónica y/o grave sería interesante valorar la suplementacion con cúrcuma micronizada u otro tipo que facilite al máximo la absorción de los componentes y con tratamiento a largo plazo.

 

 

No hay comentarios

Escribe un comentario