Garbanzos manzana y coco

¿No sabes qué preparar para comer al mediodía y tienes poco tiempo? Si tienes un bote de garbanzos estás de suerte, en menos de 20 minutos ¡tienes listo este plato supercompleto y nutritivo!  

Una combinación exótica, nutritiva, saciante y deliciosa que aporta proteínas de origen vegetal, carbohidratos complejos, verduras/fruta y grasas saludables que aportan saciedad. Y gracias al toque final del kéfir de coco (que podrás substituir por otro o no ponerlo, no te preocupes por eso 😉 por encima, tienes además del efecto prebiótico ¡también el probiótico!

Este plato es rápido de preparar y muy reconfortante y, si usas un bote grande de garbanzos, tendrás una comida completa para al menos dos días. Por supuesto también puedes cocer tu tus propios garbanzos en tu batchcooking, para ello te recomiendo que, si puedes, los dejes a remojo entre 24 h -48 h cambiando el agua cada 12h para así disminuir al máximo los antinutrientes. Para facilitar su digestibilitat también puedes cocinarlos con hierbas carminativas tipo: hinojo, tomillo, comino, laurel entre otras, experimenta con sus diferentes sabores.

Actualmente no como casi nunca legumbres, pero me gustan mucho y este plato es… aiiisss…
   

Ingredientes:

· 1 bote de garbanzos grande
· 500 ml de bebida vegetal de coco o leche de coco (sin azúcar)
· 1 manojo de espinacas (limpias y cortadas en trozos pequeños)
· 4 ajos
· 1 manzana (a trocitos pequeños)
· Kéfir de coco (opcional, también podéis usarlo de leche de cabra o yogur de cabra)
· Cilantro fresco (o otra hierba fresca)
· Sal, pimienta negra, comino y aceite de oliva.

 

Procedimiento:

1. Saltear los ajos con un poquito de aceite, añadir los garbanzos, la manzana cortada a trozos pequños junto con un poco más de aceite, sal, pimienta y comino y saltear 1 minuto más.
2. Añadir la leche de coco hasta que cubra y cocinar hasta que la manzana esté tierna.
3. Hacia el final añadir las espinacas y mezclar, hasta que reduzcan del todo y terminar la cocción.
4. Decorar con el cilantro picado y el kéfir de coco.

 

¡Que lo disfrutéis!

 

No hay comentarios

Escribe un comentario