SANDWICH HELADO

¿A quien no le apetece un buen helado cremoso en medio de este verano súper caluroso?

Mi helado preferido es el sandwich  así que hemos ideado esta receta con frutos secos, muy cremosa, saciante y fresquita para estos días de canícula.

Esta será nuestra última receta antes de las vacaciones, un sandwich helado fácil y delicioso. Como siempre para reversionar receta lo primero es pensar en el producto de base, los ingredientes centrales. Los helados convencionales se basan en leches, emulsionantes, almidones, harinas, grasas de dudosa calidad, azúcares refinados… el ingrediente ideal para aportar grasa saludable para una textura bien cremosa y untable son los frutos secos. En éste caso usaremos avellanas tostadas que son más gustosas, para la galleta y almendras remojadas que tienen un gusto más neutro para la crema de helado.

Así que cuando La Grana me propuso crear un helado con sus productos no dudé ni un momento, confío en su tienda online para la compra de muchos productos y creo que esta es una colaboración que puede haceros un verano más delicioso, fresquito y cremoso a todas. 😉 Encontrarás los links a sus productos en la receta de más abajo.

El cultivo de frutos secos siempre ha sido uno de los fundamentales en nuestra zona y alrededores, el almendro se cultiva en toda la provincia de Tarragona, sur de Lleida y norte de Castellón mientras que los avellanos se centran en el área de Reus y el Camp de Tarragona.

En general los frutos secos contienen una buena cantidad de fibra insoluble, son altos en proteína, altos en grasas sobretodo insaturadas (linoleico y oleico), vitaminas E y B (menos B12) y minerales. Son alimentos muy densos nutricional y energéticamente, puede ser interesante consumir un puñadito al día (valorar con tu dietista si hay problemas digestivos u otras condiciones). En consulta recomiendo consumirlos bien remojados para bajar el contenido de antinutrientes que impiden la buena asimilación de sus nutrientes. Algunos de estos antinutrientes son: el ácido fítico, oxalatos, taninos y inhibidores de tripsina. Para ayudar a que estos disminuyan y así poder absorber todos los nutrientes de los frutos secos es necesario un:

1. Adecuado remojo en agua templada de unas 24-48h

2. Cambiar el agua cada 12h aprox,

3. Añadir un chorrito de limón o vinagre al agua para crear un ph más ácido que facilite la liberación al agua de los antinutrientes.

4. Tostarlos

Los mismos consejos recomiendo para evitar antinutrientes en las legumbres y mejorar su digestibilidad. Fermentar, remojar y germinar es una estupenda forma de favorecer la digestión de los alimentos con mayor carga en antinutrientes.

Pues dicho esto (que me parecía importante) pasamos al recetón 😉

 

INGREDIENTES:

Para la galleta:

· 100 gr de avellanas tostadas

· 2/3 dátiles medjoul (depende del tamaño)

· 1 o 2 C de azúcar de coco

· 2 C de aceite de coco

· 1 C de cacao 100%

 

Para el helado:

· 1 lata de leche de coco (400 ml)

· 400 gr de almendras peladas  (remojadas unas 12-24h )

· 60 gr de azúcar de coco

· 100 ml de leche de almendras (u otra leche vegetal)

· 1 C de canela en polvo

 

PREPARACIÓN:

GALLETA

1. Trituramos las avellanas tostadas con piel incluida en una batidora, sin llegar al punto de harina, dejando un poquito de grano.

2. Cortamos los dátiles bien finos y escarchamos con un tenedor hasta conseguir una pasta.

3. En un bol añadimos las avellanas molidas, la pasta de dátiles y el resto de ingredientes para la galleta, mezclamos hasta unir todo y a continuación amasamos con las manos dentro mismo del bol hasta conseguir una pasta homogénea. Formamos dos bolas iguales en tamaño con ella.

4. Cortamos dos trozos de papel de horno de unos dos palmos. Colocamos una bola en el centro de cada uno más o menos, y la aplastamos con el papel doblado, que quede la pasta entre las dos mitades del papel, formamos una hoja con la ayuda de un corrillo de cocina (o botella) hasta tener unos 2 centímetros de grosor.

5. Cuando esté bien extendido, cortamos los extremos que no estén rectos y damos la forma de galleta que deseemos con un molde rectangular, redondo o con cuchillo. Las extendemos en el mismo papel que usamos para estirar, las tapamos con el otro papel y metemos en el congelador 1 hora aproximadamente o hasta que queden bien heladas.

HELADO:

6. En una batidora de vaso grande colocar todos los ingredientes para el helado y triturar hasta que la almendra esté bien molida y no queden grumos. Cuando la masa esté bien cremosa apagamos, la vertemos en un recipiente de plástico duro y metemos en el congelador.

7. Pasada una hora ya podemos guardar las galletas en un solo recipiente porque no se van a pegar entre ellas. Cuando el helado tome consistencia ya podremos montar el sandwich con la ayuda de una cuchara para bolas de helado o cortando directa

mente la masa. Es mejor prepararlos antes de que esté la pasta muy dura o sacándola con un poquito de antelación del congelador. Si disponemos de tiempo lo ideal es montar los sandwiches y congelarlos en un recipiente hermético con un trozo de papel entre ellos, así están listos para consumir directamente. Solo tendrás que esperar unos minutos para que se descongelen y estén bieeen cremosos 😉

¡Y listo! Como veis es facil preparar un helado saludable y delicioso en poco tiempo para sorprender a niños y mayores en estos días de calor. Como siempre os comento, ésta es una receta adaptable y que preparar a vuestro gusto, con galleta, sin galleta o cambiando algún ingrediente, prueba y me comentas.

Aquí te dejo la receta de otros helados 😉

Helado de petit suisse

Magnum de fresa con cobertura de chocolate

¡Que pases un feliz verano!

No hay comentarios

Escribe un comentario