PASTISSETS SIN GLUTEN

Las fiestas mayores en nuestro pueblo son en Enero, ya que el patrón es San Antonio Abad y, aunque este año no se haya podido celebrar prácticamente nada, en casa hemos querido seguir un poco de tradiciones culinarias. Ya sabéis, en festividades los dulces son una parte importante de las celebraciones, así que nos hemos lanzado a preparar los postres tradicionales para nuestras fiestas probando eso sí, con recetas saludables para poder gozarlos de manera consciente y sin preocupaciones.

¿Y cuáles son estos postres típicos? Pues son los aquí llamados pastissets y los corazones. De momento nos hemos centrado en los primeros, el año que viene ya veremos con los segundos… Los pastissets son un dulce tradicional de toda la zona de las Terres de l’Ebre, València y el Matarraña y dependiendo del lugar se les llama también casquetes o flaons. En Valencia existen alguna variedades saladas, pero el más común es el dulce relleno de cabello de ángel, aunque en cada comarca existen variedades propias, como los rellenos de miel y almendras, los de requesón, los de confitura de naranja, los de pasta de moniato, o los más modernos con chocolate, que son los que hemos preparado en esta ocasión.

Como siempre, hemos buscado la fórmula para crear dulces aptos para todas; la masa es el principal elemento a modificar ya que la original es en base a harina de trigo y, dependiendo de la fórmula, también contiene azúcar y/o alcohol de diversos grados.

Después de muchas pruebas hemos conseguido una masa sin gluten, ni azúcar refinado, ni alcohol que ha quedado fantástica; para ella hemos usado el Mix de harina integral eco Gluten Zero de La Grana que viene en un empaquetado muy chulo con modo de empleo y un par de recetas de regalo: bizcocho de yogur y base para pizza. Este mix trae en su composición: harina de trigo sarraceno, almidón de maíz, harina de arroz integral, harina de mijo, psyllium husk y sal marina fina, todas las harinas que contiene están molidas a la piedra y son de producción ecológica.

Recuerda que:

tienes un 5% de descuento en los productos de La Grana con el código:

DUNIAMULET

(yo no me llevo nada con el código, el beneficio es todo para ti).

El mix de harinas sin gluten de La Grana es ideal para versionar recetas tradicionales sin complicarte la vida.

Recordad que estas harinas, al no tener gluten, suelen ser un poco más difíciles de amasar por faltarles el «aglutinante». Aún así, este mix se trabaja muy bien y lo solemos utilizar para recetas tradicionales que requieren un amasado como hicimos con esta receta de la Mona de Pascua. Para trabajar mejor la masa hemos añadido huevo, si seguís una alimentación vegana podéis hacer vuestro huevo de lino (1 cucharada de lino por 3 de agua y todo triturado). Veréis que la masa no queda igual igual que el típico panoli que se craquela muy fácilmente, su textura está entre este y la de una galleta.

Así pues, aquí os dejamos con esta receta fantástica para alimentar cuerpo y alma (sobretodo por las personas de les Terres de l’Ebre), porque ya sabéis como me gusta que podáis nutrir vuestro corazón y festividades sin añadir mayor inflamación a vuestro cuerpo. Vamos al lío. 

INGREDIENTES PARA 14-15 UNIDADES:

– 250 gr mix integral eco sin gluten de la Grana

– 100 ml de aove

– 50 gr azúcar de coco de la Grana o de eritritol

– 1 huevo

– 1 cp semillas de anís verde

– 1 cp semillas de hinojo

– 100 ml agua

– 100 gr de chocolate negro 86% de la Grana

– 20-25g de aceite de coco

 

PREPARACIÓN:

1. Calentamos el agua en un cazo, cuando empiece a hervir añadimos las dos cucharadas de semillas, dejamos hervir medio minuto, apagamos y dejamos infusionar en un colador para té tapado.

2. En un bol grande colocamos el azúcar, cascamos el huevo encima y mezclamos. Vertemos el aceite y 50 ml de la infusión y removemos hasta que quede una crema lisa y sin grumos.

3. A continuación vamos añadiendo la harina tamizándola con un colador fino. Vamos echando poco a poco y mezclando. Cuando hayamos usado unos 200 gr ya podremos amasar con las manos y ver si necesitamos más cantidad, nos guiamos por el tacto y el manejo de la masa para ir añadiendo un poco más hasta que se pueda trabajar de forma fácil, no se peque y ya no nos pida más harina.

4. En un cazo calentamos el aceite de coco hasta que se derrita y añadimos el chocolate a trozos pequeños para que se deshaga. Hay que tener cuidado en este paso para que no se queme el chocolate. Yo voy apagando el fuego y mezclando hasta conseguir que el chocolate se deshaga evitando recalentarlo y que se queme.

En este vídeo podrás ver de forma visual cómo damos forma al pastisset

(que se entiende más rápido que con la explicación escrita)

5. Empezaremos a montar cogiendo un puñado de masa y le daremos forma de bola. Cortamos un trozo de papel de horno de unos 15 centímetros de ancho y lo embadurnamos con un poco de aceite. Colocamos la bola en el centro y plegamos el papel por encima. Con la ayuda de una pieza circular plana presionamos hasta dejar un grosor de unos dos milímetros de grosor.

6. Empapelamos la bandeja del horno con el papel de cocina y la embadurnamos con un poco de aceite de oliva (para evitar que los pastissets se peguen). Cogemos el papel con la masa aplastada y lo volteamos encima de la bandeja, retiramos el papel de amasar.

7. Añadimos una cucharada del chocolate que hemos preparado antes en el centro, plegamos por encima formando una media luna, presionamos el borde para sellar y rematamos doblando ese mismo borde formando una media trenza. Repetimos hasta terminar la masa.

8. Calentamos el horno a 180º. Cuando esté caliente horneamos 20 minutos ¡Y listos!

 

Podéis rematar o adornar al gusto, pintar con yema de huevo antes de hornear o rellenar con lo que más os guste, los típicos son con cabello de ángel pero a mi me encantan también con mató (requesón en castellano). ¡Deseando ver vuestros pastissets!

No hay comentarios

Escribe un comentario