PASTEL SALADO DE CALABACÍN Y NO QUESO

 

Nos apetecía mucho trabajar en una receta que fuera salada, esponjosa, jugosa y a la vez que nos recordara a la quiche y los pasteles salados franceses.

Una receta para compartir con amigos en la terraza de nuestra casa en verano, como la típica tortilla de patatas, coca casera o quiche. De esas recetas que la haces a lo grande por si se apunta alguién más al final y sinó para poderla disfrutar al día siguiente.

Así que hemos creado este pastel salado de temporada que lleva calabacín, cebolla, queso vegano Violife (puedes añadir de cabra u oveja si prefieres) y al que al final le añadimos tiras de panceta pero por supuesto puedes prepararlo vegetariano.

Las harinas con las que hemos preparado este recetón son la harina de arroz integral, el almidón de tapioca (puedes sustituirlo por almidón de patata) y el psyllium para darle más esponjosidad (puedes sustituirlo por lino molido).

Todas ellas son de La Grana con quién colaboramos en crear una receta mensual para su blog, espero disfrutes mucho este verano de este pastel salado, lo preparas, te vas a la playa y luego lo disfrutas acompañado de una buena ensalada o gazpacho fresquito, como nuestro gazpacho de nísperos.

LA RECETA

Ingredientes:

· 1 cebolla

· 2 calabacines medianos/pequeños

· 100g  de harina de arroz integral 

· 100g de almidón de tapioca

· 1C de psyllium (o lino molido)

· 1/2 cc de bicarbonato

· 150g de yogur de coco

· 1/2 sobre de levadura seca

· 100g de panceta (opcional)

· 5 huevos caseros

· Queso Violife de bloque rallado (nosotros rallamos un par de puñados)

· Sal  marina, pimienta negra, 1 C de curry y aove (para sofreír y luego añadimos 2C soperas más)

 

Preparación:

1. Sofreír la cebolla en una sartén con AOVE. Cuando empiece a dorar incorporamos el panceta cortada a tiras finas y salteamos 5 minutos más.

2. Cortamos el calabacín a dados pequeños y lo añadimos al sofrito, con una pizca de sal, pimienta y el curry y dejamos pochar todo otros 5 minutos.

3. Añadimos el yogur de coco y dejamos cocinar hasta que se ablanden bien las verduras.

4. En un bol mezclamos bien con unas varillas la harina, el almidón, e bicarbonato y el psyllium.

5. En otro bol batimos los huevos y les añadimos el sofrito y mezclamos bien.

6. A esta mezcla vamos incorporando las harinas también, sin parar de remover hasta quedar una masa ni demasiado líquida ni demasiado espesa y con las harinas bien integradas.

7. Añadimos el queso vegano (o el que tu prefieras) rallado al gusto y mezclamos para que quede repartido de forma homogénea.

8. Te recomendamos usar un molde rectangular y alargado como el de la foto, al que le pongas papel de cocina untado en aove antes de colocar la masa.

9. Calentamos el horno a 170º y cuando esté bien caliente horneamos unos 50 min aproximadamente. Esto sería en nuestro horno que es de gas, revisa tu horno y la cocción con un palillo largo de madera para estar seguro que el centro queda bien cocinado. Cuidado ya que la textura del pastel es muy jugosa, es interesante ir comprobando con un palillo hasta que este salga seco. Que no te despiste la textura per sé de la masa ya que es un tanto húmeda, esto es lo que va ha hacer que quede muy jugoso 😉

¡Y listo! Estamos seguros que vais a disfrutar muchísimo de esta receta, os animamos a prepararla y que nos dejéis en comentarios vuestro feedback.

Si te apetece adentrarte en el mundo de las masas saladas y dulces, sin gluten, lactosa ni azúcares refinados te recomendamos que puedas revisar nuestro Ebook Panes y Masas sin gluten donde encontrarás muchísimas recetas más para poder aprender a manejarte cómodamente y disfrutar muchísimo de degustar varios tipos de masas, des del crujiente al jugoso y esponjoso.

No hay comentarios

Escribe un comentario