PARMIGIANA O MOUSSAKA CON VERDURAS DEL HUERTO

 Hoy os traigo un plato principal bien contundente aunque cien por cien de temporada, una adaptación de uno de los platos más conocidos de la cocina mediterránea, lo que seria una pastel de berenjena con carne, la que en Grecia, Turquía y Balcanes se conoce como moussaka o la variante italiana conocida como parmigiana. 

La parmigiana es un plato típico de las regionaes del sur de Italia y, para entendernos, es como una lasaña pero cambiando las hojas de pasta por rodajas de berenjena y en muchos lugares la encontramos sin carne. En la actualidad es un plato típico de las regiones del sur de Italia aunque hay dudas de su origen debido a su nombre que nos llevaría hasta Parma, en la región de la Emilia. La diferencia con la musaka es que ésta se prepara siempre con carne de cordero y lleva una buena capa de bechamel por encima. Su origen se encuentra en el Próximo Oriente aunque en la actualidad se la asocia a la cocina griega.

Nosotros hemos preparado una adaptación ya que ahora mismo estamos en temporada de eclosión de ciertas verduras en el huerto y hemos utilizado todo lo que tenemos. Para empezar tenemos patata nueva de la cosecha de hace unas semanas y ajos recién recolectados, además, ahora mismo estamos en plena producción de berenjenas y calabacines, y empezando los tomates así que también los hemos introducido para ésta receta, saltándonos un poco las «reglas» de la parmigiana y la moussaka pero ya sabes que en esta cocina hay mucho flow 😉

Ya sabéis que para nosotros es muy importante consumir frutas y verduras de temporada por muchos motivos entre ellos: el sabor, la diferencia entre comerse un tomate en enero y uno recolectado ahora mismo del huerto no tiene comparación. También nutricionalmente hay diferencias, una verdura recién recogida y en su punto de maduración contiene más nutrientes que otra producida en invernadero o recogida verde. Además si hablamos de ecología la huella de contaminación se reduce enormemente entre transporte y almacenamiento. Es interesante empezar a tomar conciencia que cada temporada tiene sus verduras y frutas adecuadas para nuestro consumo y que es mucho más beneficioso seguir el ritmo natural de las estaciones y lo que nos proveen.

 

INGREDIENTES:

· 400 gr de carne picada de ternera o pollo ecológica.

· 1 cebolla media/grande

· 4 ajos

· 300 gr de tomates maduros

· 2 patatas medianas u otra raíz

· 1 calabacín mediano/grande

· 2 berenjenas medianas

· queso de oveja o cabra al gusto, o de coco para intolerantes a lactosa

· AOVE, sal y pimienta

 

PREPARACIÓN:

1. Preparamos primero el sofrito. Cortamos ajos, cebolla y tomates bien pequeños. En una sartén con un chorro de aceite salteamos la carne picada. Cuando cambie de color añadimos los ajos y la cebolla picada y sofreímos hasta que se empiece a dorar todo. En este punto añadimos el tomate cortado bien fino o triturado y salpimentamos. Sofreímos hasta que veamos que el jugo haya perdido toda su agua y esté todo bien amalgamado.

2. Mientras preparamos el sofrito hervimos las dos patatas enteras con su piel y cortamos las berenjenas y el calabacín a láminas. Vamos a cocer estas láminas con la vaporera un poquito hasta que queden un punto blandas pero no mucho tampoco. Precalentamos el horno a 180º. Si veis que os va a sobrar calabacín o berenjena los podéis cortar a dados y añadir al sofrito.

3. Cuando el sofrito esté al punto empezamos a montar la fuente para hornear. Colocamos la primera capa de tiras anchas de calabacín al vapor y cocidas al dente hasta ocupar todo el fondo y sazonamos. Añadimos por encima una fina capa del sofrito y repartimos. Vamos montando capas, la siguiente de patata, por encima otra fina capa de carne, otra más de calabacín, otra de carne y la última de berenjena. Terminamos con una capa de queso para gratinar (nosotros hemos utilizado el bloque de Violife rallado).

4. Horneamos 15 minutos con calor inferior para que mezclen sabores y gratinamos otros 5 minutos para fundir el queso y listo.

Como véis es una receta con algunos pasos pero sin mucha complicación. Sé que en verano puede ser un poco engorroso encender el horno por el calor por eso nosotros aprovechamos y cocinamos algo, en este caso una bandeja de pollo con verduras para el batchcooking semanal, facilísimo y siempre delicioso ¡Espero lo disfrutéis!

No hay comentarios

Escribe un comentario