MONA DE PASCUA SIN GLUTEN NI LACTOSA


Hoy domingo de ramos es el día en que oficiosamente empieza la semana santa y, aunque este año sea un tanto peculiar, hemos decidido que no por ello vamos a perder algunas de las tradiciones que todavía estan en nuestras manos poder conservar. Y como veo que estamos todos muy cocinitas y con las manos en la masa he querido preparar una mona de pascua tradicional sin gluten, lactosa ni azúcar refinado para que os entretengáis y deleitéis.

Esta es una tradición muy arraigada sobretodo en la zona de Catalunya y Valencia en la que el padrino o el abuelo regala a su ahijado o nieto esta torta para señalar el fin de la cuaresma. Antiguamente se regalaba esta especie de pan dulce en forma de roscón sobre el cual se colocaban tantos huevos duros como años tenia el niño. A mediados del siglo XX la tradición de los huevos hervidos se fue adaptando y transformando en la actual figura de chocolate u otros pasteles.

Nos apetecía mucho trabajar en una receta chula para todas aquellas personas que quieran preparar una mona de Pascua (lo más parecida a la mona tradicional) y, a la vez sin gluten, sin lactosa y sin azúcar refinado. El resultado ha sido brutal, hemos usado la harina glutenzero que es un mix de harinas sin gluten, ecológico y de grano entero molido en molino de piedra. El único mix que conozco (hasta el momento) que pueda recomendar para ocasiones especiales (sorry pero no recomiendo para nada mix procesados de venta en grandes supermercados). Hasta el momento de escribir este post he probado esta receta con otra mezcla de harinas o mix casero así que, de momento, no te puedo aconsejar otras opciones, a medida que vaya experimentando actualizaré la receta.

Además en lagrana puedes encontrar todo tipo granos y harinas sin gluten y, sí, ¡tienen sarraceno! (que muchos me comentáis que no encontráis). Así que vamos a ver como preparar esta mona con producto de calidad.

Haz click aquí para ver en stories destacados de Instagram el paso por paso en vídeo.

LA RECETA

Ingredientes (1 mona para unas 6 personas)

· 250 gr de Mix Pan Integral Eco Sin Gluten de Gluten Zero

· 60 gr de azúcar de coco

· 60 gr de aceite de coco

· 2 C soperas de leche de avena (unos 25 g)

· 4 huevos eco (2 para la masa, 1 para la decoración y otro para pintar la mona)

· 8 gr de levadura fresca sin gluten

· 1 C de raspadura de piel de limón

· 1 C de canela en polvo

 

Para el relleno (opcional):

· 1 lata de leche de coco para cocinar con un mínimo de un 17% en materia grasa

· 1 C de azúcar de coco

Opcional: Puedes añadir a la mezcla cacao 100% o achicoria para darle diferentes sabores y colores.

 

Preparación:

1. En una taza con la leche templada deshacemos la levadura.

2. Batimos dos huevos en un bol con unas varillas. Añadimos a estos, la levadura deshecha en la leche, el aceite y el limón rallado. Mezclamos.

3. Añadimos el azúcar y la canela y mezclamos bien con unas varillas.

4. A continuación ya podemos ir añadiendo la harina poco a poco y mezclando con unas varillas o cuchara hasta que la masa empiece a compactarse, a partir de aquí empezamos a amasar a mano primero en el bol y luego encima de una mesa o mármol untando con aceite nuestras manos y la superficie.

5. Amasamos durante unos 5-10 minutos, si disponemos de una panificadora podemos seleccionar la función de amasado y mecanizar éste paso (una hora está bien).

6. Una vez esté bien amasado, moldeamos una bola con la masa y la colocamos en una bandeja con papel de horno untado con aceite. Con los dedos abrimos un agujero en el centro de la masa y extendemos moldeando la forma de un roscón de dentro hacia afuera. Decoramos con almendras laminadas y dejamos en reposo entre 1 y 2 horas en un lugar cálido hasta que la masa haya doblado su tamaño. Nosotros precalentamos el horno a muy baja temperatura y dejamos la masa dentro (puedes hacerlo con la puerta del horno ligeramente abierta), la temperatura no debe ser demasiado alta.

7. Una vez la masa ha subido pintamos con un pincel de cocina la superficie con un huevo batido.

8. Precalentamos el horno a 160º y horneamos durante 5-10 minutos.  El tiempo dependerá del horno, nosotros tenemos un horno de gas que calienta muy fuerte. Es importante que se cueza muy poco tiempo sino la mona quedará seca. Comprobamos con un pincho o palillo de madera que el interior esté al punto y apagamos.

Foto de la Mona de Pascua sin relleno

Puedes rellenarla o no, nosotros hemos optado por rellenarla con una crema blanca a base de leche de coco densa. Aquí el paso a paso:

9. Para ello debemos esperar a que se enfríe bien la masa, una vez bien enfriada partimos la mona en dos mitades. Para el relleno hemos usado la parte grasa de una lata de leche de coco que mezclaremos con cucharada sopera de azúcar de coco y mezclamos hasta conseguir una masa cremosa. Es mejor preparar esta crema al principio y dejarla en la nevera para que esté sólida.

10. Extendemos la crema por la mitad inferior de la mona y cubrimos con la otra mitad. Si veis complicado que el corte para el relleno salga bien ya que tenemos el huevo encima podéis partir la torta en dos para que cortarla por la mitad sea más sencillo. Si queréis animar un poco más el relleno podéis incluir una cucharada de cacao a la manteca de coco.

¡Y lista! Teniendo en cuenta que se trata de una receta sin gluten, sin azúcares refinados y sin lactosa el resultado es sorprendente, eso si, os aconsejo preparala temprano el mismo día que la vayáis a consumir, ya que las harinas sin gluten tienden a dar resultados más secos y además al no contener ni leche animal, ni mantequilla se seca un poco más rápido.

Aprovechamos de paso para anunciamos que estamos preparando un ebook para éste Sant Jordi que estará dedicado en exclusiva a Panes, masas y postres antiinflamatorios – sin gluten, lactosa y sin azúcares refinados- ¡poco a poco os iremos desvelando más cositas!

Nos encantará descubrir como os salen estas monas tan especiales, esperamos vuestras opiniones y comentarios. Un abrazo.

No hay comentarios

Escribe un comentario