GAZPACHO CON NÍSPEROS

 

Esta receta es un primer plato refrescante, remineralizante y lleno de vitaminas y minerales que arregla el entrante de verdura en un momento y de forma deliciosa. Según avance la temporada puedes ir cambiando la fruta porque queda igual de delicioso con nísperos, albaricoques, melocotones o sandía.

En la zona litoral se terminó la cosecha de nísperos hace ya unas semanas pero en zonas de prelitoral o interior ahora están en las últimas y es un buen momento para aprovechar una buena cantidad de frutos de final de temporada de un modo distinto, aprovechando también que ahora llegan los primeros deliciosos tomates de huerta al aire libre.

Como siempre recomiendo las frutas de temporada y este año lluvioso ha sido fenomenal para los frutos de primavera que ahora estamos terminado. Nos gustan especialmente éstos ya que coinciden con la renovación natural después del invierno y con el inicio del buen tiempo y ésto siempre nos llena de buenos recuerdos. Son frutas delicadas pero sabrosas y que perecen rápido por lo que se consumen en breves espacios de tiempo, sobretodo las de producción ecológica. Desde las fresas, pasando por los nísperos, los albaricoques, las cerezas y terminando con las nectarinas y los arándanos. Todas éstas son frutas ricas en vitaminas y antioxidantes, el níspero en concreto es rico en vitaminas A y B6 además de potasio.

Usar un buen tomate es también muy importante, buscaremos tomates maduros con una buena carne y que sean muy jugosos, el ideal para un gazpacho es el tomate pera ya que su gusto es equilibrado, de piel fina y poca semilla, otra buena opción sería el corazón de buey y, como siempre, recomiendo ecológicos. Así pues aquí tenéis una receta deliciosa, refrescante y sencilla para consumir frutas y verduras de manera fácil y para aprovechar excedentes de temporada, veamos como prepararla.

 

INGREDIENTES:

· 600 gr de tomates maduros carnosos

· 250 gr de nísperos

· 150 gr de aguacate

· 1/2 cebolla tierna

· 6 C de AOVE

· 1 C de vinagre de manzana

· 1 C de pesto o unas hojas de albahaca (opcional)

· sal y pimienta al gusto

 

PREPARACIÓN:

1. Pelar y deshuesar los nísperos, el aguacate, la cebolla y los tomates.

2. Lo cortamos todo a dados medianos y lo metemos en una batidora de baso o de brazo. Añadimos también el resto de ingredientes al mismo vaso y trituramos hasta conseguir una textura bien fina. Corregimos de sal y pimienta al gusto; si vemos que queda un poco espeso añadimos un poco de agua y mezclamos hasta conseguir la textura deseada.

¡Y listo! El gazpacho está a punto, podemos servir en un bol y decorar con un poquito de cebolla fina, hojitas de albahaca o menta, semillas de sésamo, o como queramos. Ésta es nuestra receta base para el gazpacho con fruta, cómo no, podéis modificarla a vuestros gustos o necesidades utilizando otro tipo de fruta o decoración, por ejemplo con albaricoques también queda fenomenal ¡A disfrutar!

 

 

No hay comentarios

Escribe un comentario