CREMA DE CALABACÍN

¡Esta crema es la estrella de nuestros veranos cuando nos salen los calabacines por las orejas!

Es genial para asegurarnos nuestra deliciosa ración de verduras, con sólo 3 ingredientes y algunas especies, podemos disfrutarla para varios días!

Es super fácil de cocinar… ¡que no os asuste la presentación y los toppings de la foto! Eso es para que quede bonita y os apetezca cocinarla, comerla y ¡son totalmente opcionales! Si os animáis os sorprenderá lo cremosa que es sin natas, ni leches, ni quesitos!

El truco: no añadir nada de agua.

 

Ingredientes:

· 1,5 kg de calabacín

· 0,5 kg de cebolla tierna

· 1 diente de ajo (opcional)

· aceite de oliva virgen extra (aove)

· sal y pimienta negra al gusto

 

Preparación:

1. Cortar el calabacín y la cebolla en cuadrados medianos.

2. Sofreir la cebolla y los ajos con el aceite y sazonar.

3. Cuando esté pochada añadir el calabacín cortado y tapar (fuego lento) e ir mezclando.

4.  Dejar que se cocine con su propia agua hasta que se cubra con su propio jugo y el calbacín esté tierno. Añadir sal y pimienta.

5. Apagar y triturar.

6. Corregir de sal y pimienta si necesario.

¡Y lista! ya tenéis mi crema preferida del verano. Si tenéis huerto espero que os ayude en el dificil reto de comeros ¡la inundación de calabacines que se generan! Podéis tunearla y añadirle lo que os guste, esta es una crema base.

Si la cocináis me podéis etiquetar en @duniamulet en Instagram o Facebook ¡me encantará ver vuestras cremas!

 

No hay comentarios

Escribe un comentario