CANANAS ENCEBOLLADAS

 

Os compartimos esta receta típica de las Terres de l’Ebre, las cananas es un molusco o cefalópodo que actualmente se encuentra bastante económico en las pescaderías porqué está de temporada. Ésta receta es muy fácil y versátil para combinar con arroz o añadiendo un buen puñado de habas también queda deliciosa. 

 

La canana, pota común o pota negra és un molusco cefalópodo muy similar al calamar. Se diferencia de éste por su color entre púrpura y marrón, por sus aletas más cortas y por su tamaño bastante más pequeño, en el Atlántico alcanzan los 75 cm de longitud corporal y en el Mediterráneo no sobrepasan los 30 cm. Habitan a más de 100 metros de profundidad y son pescadas por la noche cuando se acercan a la costa para alimentarse. Para pescarlas normalmente se utiliza el arrastre, un tipo de pesca poco sostenible, así que su consumo tendría que ser ocasional.

Siempre se ha considerado como la hermana pobre de los cefalópodos aunque tenga unas propiedades culinarias muy parecidas al calamar, quizás por ello su valor comercial se considera más bajo. Su carne es un poco más dura y tiene un sabor algo más fuerte, por eso no hay punto intermedio con ellas, o te encantan o su sabor puede parecerte demasiado fuerte, son un alimento para los verdaderos amantes del pescado y los moluscos.

Se recomienda prepararlas en estofado debido a éstas características, aunque previamente congeladas (para ablandar las fibras) y luego a la plancha con picada de ajo y perejil también quedan muy bien. Ésta que os traigo hoy es una receta tradicional de nuestra zona que preparaba mi abuela y que me ha transmitido mi madre, por eso el otro día cuando las vi en la pescadería le propuse a mi madre que me enseñara a prepararlas y aquí el resultado de generación en generación para vosotras. Veréis qué fácil, vamos allá.

 

Ingredientes para 2-3 personas:

· 750 g de cananas

· 2-3 cebollas tiernas

· un vaso de mosto (o de vino blanco)

· aceite de oliva virgen extra

· sal y pimienta negra al gusto

 

Preparación:

1. Primero limpiamos las cananas, vaciamos el interior, quitamos la piel y partimos las patas. Las lavamos y las reservaremos en un plato.

2. Pelamos las cebollas, las cortamos en juliana y las sofreímos en la cazuela a fuego medio-bajo hasta que estén bien doradas.

3. Cuando la cebolla esté lista añadimos las cananas y las patas a la cazuela. Salpimentamos, tapamos y dejamos estofar a fuego medio durante unos 15′, el tiempo de cocción dependerá del tamaño de la canana. A continuación vertemos el vaso de mosto y dejamos evaporar un minuto.

4. Removemos para que mezcle todo bien, apagamos el fuego, dejamos reposar durante 2 minutos y ya podemos servir.

 

Si las cananas son grandes es mejor congelarlas durante 48 horas para que se ablanden antes de cocinarlas. Como todos los estofados este plato va ganando sabores y matices al cabo de unas horas así que es interesante prepararlo con un poco de antelación, con unas habitas de acompañamiento queda espectacular también ¡Que las disfrutes!

 

No hay comentarios

Escribe un comentario