BATCHCOOKING JUNIO

Es posible que si te propongo guardar 2-3 horas para dedicarte a cocinar el fin de semana me digas que no tienes tiempo… aunque si consultas el tiempo que pasas en redes sociales y con el móvil verás que es posible que sí tengas 😉  En este artículo te invito a invertir un poco del tiempo del fin de semana para cocinar preparaciones clave  que te ayuden a fluir los primeros 4-5 días de la semana laboral. Con el batchcooking reduces el tiempo de cocinar y fregar platos a casi la mitad, te aseguras comida equilibrada, deliciosa y saciante durante toda la semana y liberas tiempo para ti y los tuyos a la vez que ahorras dinero y evitas tirar comida. ¡Verás como te facilita la semana!

Te imaginas…

 

¿Llegar del trabajo tarde y tener la cena lista?

Invertir poco tiempo en la cocina y aún así ¿comer más equilibrado y saludable que nunca?

¿Tener que fregar menos platos a diario?

¿Aprovechar mejor la comida y gastar menos dinero en la compra?

 

¡Todo esto y mucho más pasa de forma natural cuando te organizas las comidas de la semana! 

Hace unos años trabajaba gestionando un centro de atención a las familias y un equipo de varios profesionales. Mi jornada era de muchísimas horas y estaba sometida a mucha presión y estrés. De esta vida ajetreada nació la necesidad de integrar mis conocimientos organizacionales a mi vida personal y planificar de la manera más eficiente posible mis comidas semanales para así continuar cuidando de mi salud a través de la alimentación. Con el tiempo fuí creando un sistema de organización de las comidas semanales o “batchcooking” que me permite adaptar a cualquier tipo de alimentación.

Actualmente es una de las herramientas poderosas con las que acompaño en consulta, he podido constatar cómo ayuda a las personas a adherirse a cambios alimentarios terapéuticos, a organizarse, a disfrutar de la cocina sin prisas, a elegir cuidarse en momentos de mayor intensidad emocional porque ya lo tienen preparado, a relacionarse con los alimentos de proximidad y temporada con mayor conexión y curiosidad.  Todo esto gracias al empoderamiento que les ha facilitado cocinar unas horas en semana y tener un buen fondo de nevera para fluir con las apetencias que vayan surgiendo escuchando al cuerpo y a la vez cuidando de su alimentación.

Te enumero algunos de los beneficios de la organización y planificación en la cocina o batchcooking:

· Disminuye el tiempo de preparación de las comidas durante la semana, a 5 a 10 minutos (dependiendo de la preparación y del proceso de calentado). Disminuye el tiempo de decisión sobre qué queremos comer y los pensamientos que giran alrededor de la comida facilitando elecciones más saludables y liberando más tiempo para nosotros y los nuestros.

· Facilita el proceso de cambio de hábitos en protocolos alimentarios terapéuticos, cambio de hábitos o restricciones alimentarias por intolerancias o problemas de salud. 

· Ayuda a ahorrar dinero ya que evitamos encontrarnos sin nada en la nevera y recurrir a comida a domicilio, fastfood o restaurantes poco saludables.

· Nos conecta con el arte de cocinar desde la calma y la serenidad que nos propicia el fin de semana y el ritual de dedicarle tiempo a cocinarlos. Puedes extender la rutina e ir a comprar los alimentos frescos y de temporada al mercado, preparándolos y pensando qué hacer con ellos para organizar la semana. Puedes cocinarlos con buena música de fondo o acompañado de tu pareja y/o hijos haciendo de ella una actividad de conexión y nutrición a muchos niveles.

· Organizar las comidas con antelación facilita el reducir o eliminar poco a poco el desperdicio alimentario en casa, ayuda a realizar compras más ajustadas a las necesidades reales. En Cataluña actualmente se tiran cada año alrededor de 262.000 toneladas de comida a la basura ¡la mayor parte todavía apta para el consumo! una auténtica barbaridad, sobretodo si se estima que más de la mitad de esta cantidad sale de nuestras casas, la suma de los pequeños desperdicios es muy considerable.

Esta es una poderosa herramienta que puede marcar la diferencia en la adquisición de nuevos hábitos alimentarios y se puede convertir en tu ritual de autocuidado del fin de semana que te nutrirá durante toda la semana.

Solemos cocinar preparaciones clave como: un caldo, una crema de verduras, un par de preparaciones al horno una de pescado y otra de carne, una vinagreta, algún fermentado para la ensalada y pan o crepes de sarraceno. En el ebook Batchcooking que regalo al subscribirte en la web tienes más info y detalles de cómo organizarte.

Esta semana he vuelto al batchcooking y me apetecía compartir lo que he preparado (foto de arriba):

· Caldo de Pescado en Crockpot ¡nueva receta!

· Restos de verdura y pescado del caldo

· Crema de alcachofa y zanahoria ¡nueva receta! (rápida, con alcachofa de bote)

· Pollo al horno con verduras ¡nueva receta!

· Escabechado de caballa y de sardina (he preparado 500g de cada y sin el enharinado y frito previo)

· Pesto de rabaniza (en vez de almendras le he añadido queso de coco casero)

· Paté de hígado de pollo ¡nueva receta!

· Chucrut de col lombarda y repollo (1,3 kg entre las dos 😉

· Chucrut de remolacha y cebolla (os pongo el link de otro muy parecido: el de manzana y cebolla)

· Yogur de coco (receta en el Taller de Alimentación Probiótica online en Igem Institut)

· Queso de coco (receta en el Taller de Alimentación Probiótica online en Igem Institut)

· Pan de sarraceno en panificadora

· «Pa de pesic» con cerezas ¡nueva receta! (la semana que viene os compartiré la receta en la newsletter 😉

Además de estas preparaciones tenemos en la nevera/despensa:

– Bonito, caballa y sardina en aove.

– Guisantes y alcachofas en bote.

– Cebollas, boniatos, patatas, calabazas.

– Fruta de temporada y aguacates.

– Alcaparras, aceitunas, mostaza, frutos secos y semillas.

– Muchos huevos ecológicos y de proximidad que compramos en Eco-Salut, Camarles (mientras nuestras gallinas no pongan huevos…) junto con las verduras de temporada que no tenemos en el huerto (que ahora aún son muchas 😉

Y vamos recogiendo del huerto: lechugas, rúcula y aromáticas para las ensaladas del mediodía.

Con esto nos podemos preparar variaciones según las apetencias del momento, algunos ejemplos que me vienen a la mente:

– Ensalada con la lechuga, rúcula, chucrut de remolacha, queso de coco, almendras + caballa o sardina en escabeche 

– Ensalada con lechuga, chucrut, fruta de temporada, pesto de rabaniza, queso de coco, bonito, huevo hervido y semillas de calabaza

– Crema de verduras + 2 huevos a la plancha

– Crema de verduras + pollo al horno

– Caldo de pescado con trocitos de verduras y pescado

– Yogur de coco con cerezas

– Batido de yogur de coco y fruta

– Tostada de sarraceno con pesto de rabaniza y escabeche de caballa

– Pan de sarraceno con paté de hígado casero y rúcula

– Guisantes salteados con dos huevos a la plancha

Muchos colores + jugar con las vinagretas = la clave para disfrutar a tope de las ensaladas

Estas son sólo algunas ideas según mis gustos y elecciones alimentarias personales, te lo comparto por si te puede inspirar a preparar tu propio batchcooking semanal. Puedes simplificarlo comprando el pan de sarraceno online (recomiendo éste) y empezando poco a poco adelantando solo algunas de las preparaciones que más te cuesta introducir, suele ser útil adelantar preparaciones con verduras como: una crema, salteado, vapor, hervido de verduras, toppings para ensaladas, un fermentado corto… también es de gran ayuda tener un par de preparaciones con proteína, puedes por ejemplo cocinar pescado y carne al horno con verduras o preparar una gran tortilla con verduras de hoja y raíz.

Todo lo que ves en la foto me ha costado más de 3h prepararlo porqué he estado experimentando con calma y en mi caso me pasaría tooodo el día en la cocina, si tu mente te dice que no te gusta cocinar es mejor que empieces poco a poco y le vayas cogiendo el gusto, puede ser interesante por ejemplo adelantar las cenas o algunas preparaciones con verdura, ¡verás como poco a poco te vas animando! 😉

Si te es útil este tipo de contenido cuéntame en comentarios y, si os resulta interesante, os puedo compartir alguna organización semanal más 😉

 

 

 

No hay comentarios

Escribe un comentario