ALCACHOFAS FESTIVAS (VEG)

¡Mi verdura favorita del mundo mundial y justo ahora que estamos en temporada!

Estas alcachofas llevan una salsa con ajos tiernos, puerros y una picada de ajo, perejil y frutos secos ¡que está de vicio!

#nutrinfo. La combinación de todos los ingredientes de esta receta lo convierten en un plato depurativo, muy interesante para tonificar y depurar hígado debido a su alto contenido en cinarina, un ácido hidroxicinámico presente naturalmente en la alcachofa, con un muy alto contenido en fibra (efecto prebiótico), también ayuda a bajar el colesterol (cinarina) y también efecto diurético.

De otro lado tenemos el puerro, esta hortaliza parienta del ajo y la cebolla es muy rica en fibra, en ácido fólico y en vitamica C y, al igual que la alcachofa, sus minerales (potasio, sodio y magnesio) la hacen un interesante diurético.

Una deliciosa receta para incluir a nuestras comidas navideñas y favorecer comer verduras de temporada (y rica en fibra prebiótica) de una forma más festiva.

Ingredientes:

· 4 alcachofas grandes

· La parte alta de los puerros más verde (la blanca más cercana a la raíz la guardamos para la vichyssoise de brócoli)

· 1 litro de caldo de huesos o vegetal (aprox.)

· 10 – 12 ajos tiernos

· Aove, sal marina, pimienta negra

· Picada de ajo y perejil, con almendras tostadas (opcional)

 

Procedimiento:

1. Pelar las alcachofas, sacando las hojas exteriores hasta que salgan las más tiernas. Cortar las puntas de las hojas superiores y el rabo.

2. Pelar los ajos tiernos y cortar en juliana. Pelar los puerros y seleccionar las partes altas color verde claro, cortar en juliana. Pelar los rabos de la alcachofa y cortarlos pequeños.

3. Sofreír en una cazuela un poco alta (que nos quepan las alcachofas rectas), con aove, los puerros, los ajos y los rabos de las alcachofas salpimentados y sofreír hasta que estén ligeramente dorados.

4. Añadir las alcachofas en el fondo de la cazuela, cubrir con el caldo hasta la mitad de las alcachofas, e ir regándolas por encima con el mismo. Salpimentarlas. Tapar y dejar cocer a fuego lento y con el vapor del mismo caldo.

5. Cocinarlas por unos 20 – 25 min o hasta que estén tiernas (lo puedes comprobar pinchándolas con un cuchillo en el corazón).

6. Servir con la salsa de puerros y ajos y decorado por encima con la picada de ajo, perejil y almendras tostadas!

 

Con este plato prometido que vais a triunfar ¡Me encantará saber que os han parecido si las cocináis!

No hay comentarios

Escribe un comentario