ALBÓNDIGAS DE SARRACENO CON SALSA DE NO TOMATE

En esta receta os propongo una forma diferente, divertida y deliciosa de comer grano sarraceno con estas fabulosas albóndigas de trigo sarraceno. La textura granulosa del trigo sarraceno deja una textura similar a la de la carne picada que junto con una buena salsa de tomate o de no tomate (la que os propongo en la receta 😉 va a redescubriros este delicioso y nutritivo pseudocereal.

Os propongo la salsa de no tomate para aquellas personas que no toméis solanáceas, tengáis histaminosis o no os sienta bien el tomate. También le podéis añadir un huevo (o dos) cocinados a la plancha por encima y tendréis un plato súper completo tipo shakshuka.

Cómo ya sabéis el trigo sarraceno es nuestro grano favorito, se trata de un pseudocereal muy interesante porque es salvaje y tolera mal los químicos (por eso lo encontraréis casi siempre con sello ecológico). Os cuento un poco más sobre sus propiedades nutricionales:

#nutriinfo

El trigo sarraceno o alforfón es un pseudocereal que no contiene gluten en su composición, es rico en proteína (tiene todos los aminoácidos esenciales) así como en minerales, es bajo en ácido fítico (antinutriente que habitualmente encontramos en cereales, frutos secos y legumbres) y además contiene antioxidantes como la rutina y la quercetina que ayudan a bajar la inflamación, la presión sanguínea, favorecen la eliminación de estrógenos a través del hígado y ayudan a mejorar el perfil lipídico.

Nosostros usamos el trigo sarraceno de la La Grana ya que su filosofía y valores están en consonancia con los míos y cumplen requisitos para mi muy importantes como son: producto ecológico, de proximidad, sin químicos, grano entero y molido en piedra. Para ahorrar en portes, precio y embalajes solemos comprar el grano sarraceno en envases de 5kg que salen ¡por 9,20€! y con el grano jugamos a preparar recetas que requieren tanto el grano como la harina de sarraceno. El grano de sarraceno se muele con mucha facilidad, no necesitas de aparatos sofisticados. Haz la prueba aplastando un grano de sarraceno entre tus dedos o entre los dientes y verás como se hace harina sin apenas esfuerzo.

Aquí te dejo dos opciones para hacerte con el grano o la harina de sarraceno: nosotros compramos este envase de 5kg de grano sarraceno por 9,20€ para usar tanto en grano como en harina (triturando el grano en la batidora de vaso, termomix o robot de cocina).  Aunque si lo prefieres también puedes comprar el envase de 5 kg en formato harina por 15,60€. Nosotros también solemos comprar psyllium, frutos secos y almidón de tapioca.

Ahora que ya sabes donde encontrar un buen grano sarraceno en cantidad y a buen precio 😉 ¡vamos con la receta!

Ingredientes:

· 1 taza de trigo sarraceno, unos 180 g
· 2 C harina de sarraceno (o la que necesites)
· 1 cebolla grande
· 2-3 dientes de ajo
· 1 C perejil picado
· 1 pizca de pimienta negra
· 20 g de avellanas tostadas (opcional)
· 1 C de miso
· 1 c sal marina
· aove

Preparación:

1. Lavamos el sarraceno y lo cocemos con abundante de agua unos 15 minutos a fuego lento y tapado para que hierva. El grano tiene que quedar entero y suelto, incluso un poco duro. Una vez cocinado, escurrimos bien y reservamos.
2. Iniciamos un sofrito base de cebolla y ajo a fuego lento hasta que veamos que empiezan a coger color y estén bien cocidos.
3. Mezclamos en un bol el sarraceno con el sofrito separado, el perejil fresco picado, el miso, las especies y las avellanas picadas a trocitos pequeños, probamos y corregimos con sal o especias.
4. Mezclamos bien con las manos y añadimos un par de cucharadas de harina de sarraceno si vemos que la masa queda muy pegajosa. También podéis usar almidón de tapioca u otro almidón que absorba muy bien el agua.
5. Formamos bolitas pequeñas en forma de albóndigas. Ayudate limpiándote bien las manos cada 2-3 albóndigas y enharinando bien la masa para poder trabjarla ya que se pegan. Rebozamos las bolitas con harina de sarraceno (opcional).
6. Las doramos al horno untando un poco de aove por encima o las pasamos por la paella con un poco de aceite hasta que se doren suavemente.

Albóndigas de sarraceno antes de ponerles la salsa

7. Las colocamos dentro de la salsa de tomate o salsa de no-tomate ( haz click encima para ir al link de la receta en instagram). También podéis usar otra salsa que os guste. Cocinar unos minutos dentro de la salsa para que penetre bien el sabor y ¡disfrutar!

¡También quedan geniales con salsa de curry o en forma de shakshuka! Puedes preparar mucha cantidad y guardarlas congeladas para cuando las necesites!

 

Puedes añadir al sofrito otras verduras como coliflor, brócoli u hojas verdes (importante que contengan poca agua) sino la masa va a quedar demasiado pegajosa o húmeda

A continuación te muestro otras recetas en la web con trigo sarraceno:

– Crepes de trigo sarraceno

– Pan de sarraceno con levadura (4 recetas)

– Brownie

– Mona de naranja sanguina chocolate y miel

– Bizcocho de calabaza y cúrcuma 

En nuestro ebook de panes, masas y postres también encontrarás estas otras recetas:

– Pan de sarraceno fermentado

– Coca o focaccia de arroz y sarraceno

– Pizza de sarraceno

– Bizcocho de chocolate

– Galletas de sarraceno y cacao

No hay comentarios

Escribe un comentario