8 RECETAS/IDEAS CON HIGOS

Te voy a ser sincera, no es que sea una apasionada de los higos, no, lo que soy es una apasionada de la cocina de aprovechamiento. Así que cuando se junta esta pasión por el aprovechamiento y la autosuficiencia con 4-5 higueras… mi imaginación vuela y se me agudiza el ingenio. Por eso nace este post, para compartirte algunos de los usos que les damos.

Por supuesto, somos generosos y también compartimos con los pájaros e insectos, las más altas del árbol son para ellos (que son muchas) y las que caen al suelo también. Todas las estropeadas y parte del suelo que no son comidas van a nuestras queridas gallinas y los restos que no se comen del gallinero a la compostadora. Cerrando así el círculo.

Pues bien, este año la cosecha me ha pillado en vacaciones y he añadido alguna receta y experimento más a mis recetas con higos habituales, en este post te hago una recopilación de todas las que he publicado desde que tengo redes sociales y algunas nuevas.  ¡Espero las disfrutes!

 

CHUTNEY DE HIGOS

Esta receta nace para superar la etapa de exceso de higos = kg y kg de mermelada. Y ahí te quedas año tras año, atrapada sin saber que hacer con tantos higos. Pensé y me dije, quiero hacer algo diferente, sin azúcar añadido (o con el mínimo posible), me apetecía experimentar con sabores intensos, especiados y entonces se me ocurrió hacer Chutney. El Chutney es una salsa agridulce, especiada y picante que se hace con fruta típica de la india, se usa para acompañar múltiples platos. A mi me apetecía hacer chutney fermentado (pero de momento no he dado con una receta apta para paladares occidentales).

Pero este chutney cocinado sí salió buenísimo a la primera y ¡ya hemos preparado más de 30 tarros! Nos gusta hacer tandas grandes para regalar cuando visitamos a amigos o cuando es Navidad para maridar con quesos, foie u otros aperitivos festivos. En la foto lo veis con el queso de cabra que compramos la semana que pasamos de vacaciones en la Vall de Boí, concretamente en La Formatgeria Taüll donde tienen unos quesos de cabra con leche cruda y ecológica que son increíbles. Muy recomendable si estáis por la zona. Nosotros nos hicimos con una pieza de fresco y con uno poco curado.

Bueno no me enrollo más… ¡vamos con la receta!

 INGREDIENTES:

· 1 kg de higos maduros

· 200 g de cebolla a cuadraditos

· 400 ml de vinagre de manzana u otro (nosotros de kombucha)

· 50 gr de jengibre rallado

· el jugo de 1 limón

· 1 c sal marina ahumada (u otra que tengas)

· 1 C de semillas de cilantro

· 1 C de canela en polvo

· 1 C de semillas de mostaza negra

· 1 guindilla picante (o las que quieras 😉

· 1 C pimienta negra

· 1 pizca de nuez moscada

· 1 c de jengibre en polvo

· 3-4 C de aceite de coco

· 2 C de azúcar de coco (opcional)

 

PREPARACIÓN:

1. En una cazuela ancha calentar el aceite de coco a fuego lento y verter todas las especies secas (antes puedes molerlas un poco en mortero si te apetece), añadir también la/las guindilla picada y remover evitando que se quemen.

2. Añadir la cebolla cortada y mezclar. Mientras ésta se saltea cortamos los higos al tamaño deseado, si os gustan grandes los partís en 4-8 partes, si preferís más pequeños cortáis a dados. Nosotros los troceamos en 8 partes.

3. Cuando la cebolla esté pochada añadimos los higos troceados, el zumo de limón, exprimimos el jengibre rallado (queremos el líquido no la fibra), la sal y el vinagre. Removemos bien y corregimos de sal y picante. Dejamos cocer 45′ aprox. hasta que haya reducido y la textura sea similar a la de una mermelada.

4. Cuando veamos que está listo envasamos en botes esterilizados previamente, es decir hervidos con sus tapas. Es importante que los botes antes estén limpios y las tapas por el interior no presenten óxido y estén en buen estado. A nosotros nos gustan usar botes de 250 g porqué es una buena medida para abrir y consumir en poco tiempo, también para regalar.

5. Introducimos el chutney caliente (apagar el fuego y envasar) hasta que queden 2-3 mm hasta el borde. Es mejor que el chutney final quede un poco líquido, si te queda muy espeso es más fácil que queden burbujas de aire en el interior y se estropee. Vamos introduciendo el chutney y dando golpes con el bote encima de un trapo para que el contenido baje bien y no queden burbujas de aire, rellenamos hasta el cuello de la tapa. Tapamos y dejamos el bote volteado (con la tapa hacia abajo) encima de un trapo unas 24 horas o hasta que enfríe del todo.

6. Si ves que han quedado burbujas de aire o quieres asegurarte de su conservación a largo plazo, puedes cocer los botes a posteriori al baño María. Poniéndolos en una olla llena de agua fría y cociéndolos a fuego lento hasta que hiervan, dejar unos 5-10′ hirviendo a fuego lento y luego apagar el fuego y dejar helar dentro del agua.

No te olvides de etiquetar los botes con el contenido y la fecha de preparación 😉

 

MERMELADA DE HIGOS

Después de realizar algunas pruebas sin azúcar, con jarabe de agave y con azúcar de coco finalmente me he decantado por utilizar el azúcar de coco como endulzante, si no el sabor no acababa de quedar del todo bien, parecía más una compota que una mermelada. Además, con este toque de azúcar también ayudamos a la conservación de la mermelada.

El azúcar de coco tiene un índice glucémico (IG) de 35, el azúcar blanco y la miel de casi 70 (el de la miel depende del tipo de miel, humedad…). Se considera un IG bajo cuando es menor de 55. El azúcar de coco además aporta minerales y fibra en pequeñas cantidades. Aun así no deja de ser un azúcar que hay que consumir con moderación, también tenemos en cuenta que no es un producto de nuestro territorio y, por tanto, es poco sostenible.

INGREDIENTES:

· 1 Kg de higos frescos
· 8-10 C azúcar de coco
· 1 limón

PREPARACIÓN:

1. Limpiar los higos y cortarlos a cuartos. Si queremos que la mermelada quede más rojiza y menos oscura pelar los higos.

2. Poner a cocer los higos a fuego lento en una olla no demasiado grande, añadir el azúcar y el zumo de un limón y tapar.

3. Dejar cocer a fuego lento durante unos 30 minutos e ir removiendo

4. Envasar con la mermelada aún caliente en los botes de cristal, ir golpeando el bote contra una superfície (con un trapo) para que la mermelada baje y no queden burbujas de aire. Si te queda muy espesa puedes añadir un poco de agua, una textura adecuada evitará que queden burbujas de aire.

5. Tapar, girar el bote con la tapa hacia abajo (nosotros hemos utilizado botes de 250 g).

6. Si ves que han quedado burbujas de aire o quieres asegurarte de su conservación a largo plazo, puedes cocer los botes a posteriori dentro una olla. Poniéndolos en una olla llena de agua fría y cociéndolos a fuego lento hasta que hierban, dejar unos 5-10 min hirviendo a fuego lento y luego apagar el fuego y dejar helar dentro del agua.

 

HIGOS DESHIDRATADOS

Mi abuelo preparaba estos higos en un cañizo en la terraza de su casa situada en la parte vieja del pueblo, me encantaba subir y observar como avanzaba el proceso de deshidratación, al lado de estos también se extendían las almendras secándose. Yo aún no me he atrevido a hacerlo con un cañizo porque temo a los gusanillos y a que los bichitos lo echen todo a perder, así que como tengo deshidratadora eléctrica lo hago en ella. A unos 50º durante 48 horas o lo que necesites, esto depende del agua que contengan los higos que consigas. Yo tengo la deshidratadora BIOCHEF 6 Tray que me funciona fenomenal para preservar sobrantes del huerto, sobretodo en verano. He deshidratado un par de botes bien grandes y gracias a que tenemos energía solar no gastamos en la factura de la luz. Seria genial también hacerlo en un deshidratador solar, en este vídeo de Katita de Yo Soy Pachamanista os muestra un poco más como trabajan con ellos en México.

 

ENSALADAS CON HIGOS

 En verano casi siempre comemos ensalada de primer plato. La mezcla de yogur, queso o jamón con higos es brutal. Al fin y al cabo es la mezcla dulce/salado la que conquista. Te comparto un par de ejemplos de ensalada a continuación.

INGREDIENTES:

· Lechuga

· Manzana laminada

· Hojas de albahaca

· Higos maduros

· Jamón serrano

· Nueces

· Sésamo

· Salsa de yogur (yogur de cabra, oveja o coco)

· Aceite oliva virgen extra

· Zumo de limón

· 1 c de miel cruda.

 

 

INGREDIENTES:

· Lechuga

· Cebolla tierna

· Zanahoria

· Pera

· Pasas

· Nueces ligeramente tostadas

· Queso de cabra de la Vall de Boí

· Higos maduros

Lo aliñamos con aove y una vinagreta de manzana y miel.

 

CARAMELO DE HIGOS

Muchas recetas dulces naturales traen dátiles o caramelo de dátil. Nuestra versión de proximidad y cercanía es el caramelo de higos casero. Si no tienes higueras, pasea por el campo y fíjate, a menudo hay higueras en sitios abandonados abarrotadas de higos deliciosos para aprovechar y preparar tu propio caramelo

INGREDIENTES:

500 g de higos ligeramente secos o deshidratados

PROCEDIMIENTO:

Triturar hasta obtener un caramelo.

A tener en cuenta: Si los higos de los que dispones están muy deshidratados puedes utilizar un poco de agua. Es importante que lo tritures con suficiente cantidad de higos sino no se triturará bien. Si los higos están muy secos necesitarás una maquina potente o un poco de agua para ayudarte. Intenta poner el mínimo de agua ya que cuanta más agua más corto va a ser el tiempo de conservación del caramelo.

 

PAN DE SARRACENO CON HIGOS Y NUECES

Esta receta la hago a partir de la del pan base de sarraceno en panificadora aquí (la receta de pan de sarraceno en panificadora con psyllium).

Al que añadí 6 higos a trocitos pequeños más unos 40 g de nueces troceadas. Ideal para unas tostadas en el desayuno con una el chutney y un buen queso de cabra como en la foto superior.

 

QUESO DE COCO FERMENTADO CON HIGOS

Tenía ganas de fusionar queso fresco e higos en una única receta y, a poder ser, fermentada y sin lactosa y…

¡lo he conseguido! y ha quedado… ¡brutal!

Este queso de higos trae solo 3 ingredientes: yogur de coco casero, queso de coco Violife y higos. El yogur de coco puedes encontrarlo de compra en Supermercados Veritas, a mi el que más me gusta es el de YACOCO porqué es el que mejor fermenta como iniciador y más variabilidad de cepas contiene, eso lo veo por como fermenta, espesa y el sabor. El queso de coco que he usado para la receta es el de Violife estilo griego fresco, es este. Esta es una receta senzilla, lo más complicado será encontrar los ingredientes. Pero si consumes habitualmente estos productos te será fácil hacerla y es un recetón para disfrutar a tope.

INGREDIENTES:

· 200 gr de higos

· 100 gr de queso de coco Violife

· 2 C de yogur de coco

 

PROCEDIMENTO:

1. Triturar los higos en una batidora. Cuando estén bien triturados añadir el queso cortado a dados pequeños y triturar.

2. Añadir el yogur y terminar de triturar hasta conseguir una pasta homogenea.

3. Verter en un bote de boca ancha, tapar si cerrar del todo y dejar fermentar 24 horas a temperatura ambiente (remover pasadas 12 horas).

4. Pasadas las 24 horas conservar en la nevera.

PD: Esta NO es una receta para patrocinar el producto, simplemente surge de los productos que consumo y recomiendo para ocasiones especiales para las personas que no consumen productos lácteos por diferentes motivos.

 

VINAGRE DE HIGOS

¿Quieres darle un toque diferente a tu vinagre de manzana sin pasteurizar?

Crea de forma fácil un vinagre de higos, solo necesitarás: vinagre + higos. Recomiendo vinagre de manzana u otro sin pasteurizar pero puedes hacerlo con lo que tengas en casa. El vinagre es un producto conservante con una alta acidez que permite añadir pequeñas cantidades de fruta que le den sabor y que a la vez no se estropeen dentro de este.

INGREDIENTES: Coge 4-5 higos  + 500 ml de vinagre de manzana u otro que tengas.

PROCEDIMIENTO: Tritura hasta que quede bien emulsionado. Tiene que quedar una textura líquida y sin tropezones. Si hace falta añade más vinagre. Deja fermentar fuera de la nevera para que se amalgamen los sabores unos 2-3 días.

Y ya puedes consumir y disfrutar, yo no lo guardo dentro de la nevera porqué al haber mucha cantidad de vinagre simplemente se conserva y como mucho fermenta un poco más con el azúcar de la fruta. Lo que si hago es ir agitando de vez en cuando para que no se queden restos de fruta en la parte superior que puedan hacer crecer mohos.

Que lo disfrutes a tope con tus ensaladas del final del verano y ¡añadiéndolo como ingrediente de otras salsas!

 

Otras recetas que están en experimentación actualmente: vinagre de higos fermentado desde zero. Ya os iré contando por Instagram

Otras recetas que no están aquí pero son típicas: Pan de higos y almendras. Los dos productos de temporada que vienen juntos a finales de verano.

Espero estas ideas te abran la imaginación para poder explorar más con los excedentes de higos de tu huerto, estas son ideas que seguro se puedes aplicar al excedente de otras frutas dulces de tu entorno y que muy pronto yo pondré en práctica con el excedente de moras que vamos a recolectar 😉

¡Que viva la cocina de aprovechamiento y la alquimia en la cocina!

2 Comentarios
  • Carme
    Escrito el 18:56h, 12 septiembre Responder

    Molt bones idees, moltes gràcies per compartir

    • Dúnia Mulet
      Escrito el 15:09h, 14 septiembre Responder

      A vosaltres per participar! ;-*

Escribe un comentario