MIS 3 BREBAJES DE INVIERNO CLAVES

Estamos en una época del año un poco variable, los efectos de la gripe todavía están presentes y ahora que la jornada solar se alarga nos encontramos con días cálidos y al siguiente húmedos y fríos, todo muy propicio para que nos asalte un buen catarro. Así que ésta semana os voy a hablar de brebajes para combatir y prevenir el frío, los resfriados y, a la vez, favorecer la digestión.

La semana pasada me trajeron un hinojo enorme así que preparé una infusión superdigestiva que habitualmente preparo con la planta seca y me encantó. Y pensé en compartirte mis 3 infusiones claves de invierno, la sopa de tomillo, infusión digestiva de hinojo & jengibre y infusión especiada y dulce de acción antiinflamatoria. Espero te gusten.

En consulta individual a menudo recomiendo infusiones de diferentes plantas con acciones fitoterapéuticas individualizadas a cada persona y a su situación individual concreta. Las infusiones son una manera fácil de tomar plantas que apoyen diferentes procesos de mejora a nivel digestivo, depurativo, antibacteriano, antiinflamatorio, relajante del sistema nervioso central, antibióticas, diuréticas… Normalmente las adapto a cada caso pero hoy quería traeros mis 3 infusiones básicas de invierno, para ser exactos serían 2 infusiones y una sopa tradicional, espero que os gusten.

SOPA DE TOMILLO

Empezaremos con un básico de la cocina rural, la sopa de tomillo. Este es un remedio popular y una opción terapéutica natural y económica ideal para esta época de frío, cambios de temperatura, catarros y gripe. Esta humilde sopa la cocinaban mis abuelos como una cena sencilla y ligera en épocas de frío para resfriados, dolores de garganta, procesos gripales y catarrales.

El tomillo contiene de aceites esenciales varios entre los que destaca el timol y carvacrol, dos sustancias que suman las siguientes propiedades a esta sopa: expectorante, antibiótica, balsámica, mucolítica, antitusiva y antiséptica del sistema respiratorio. Los remedios populares esconden mucho conocimiento empírico, esta infusión se recomienta para tratar infecciones de las vías respiratorias o urinarias, ayudar a fluidificar mucosidades y por sus principios activos es descongestionante y desinfectante. Además puede ser cena sencilla y ligera que ayude a centrar las energías del cuerpo en el proceso de curación en vez de en la digestión.

Además el ajo le confiere mayor poder antibiótico, antiséptico y ayuda a mejorar la circulación sanguínea. A la receta tradicional le he añadido miso que, desde el punto de vista energético de los alimentos según  la medicina tradicional china (MTC), este es un preparado contractivo,  salado que contiene muchos minerales y resulta ideal para nutrir el riñón (cuando lo tenemos bajo de energía). Además si lo utilizamos sin pasteurizar estaremos añadiendo un plus de poder probiótico que aún favorecerá más estas propiedades digestivas.

Ingredientes:

· 1 litro de agua

· 1 buen manojo de tomillo seco (por tradición el tomillo se recoge en viernes santo, aunque nosotros vamos recogiendo de forma asidua cuando vamos por el campo)

· 1 cebolla grande cortada a láminas finas

· 2 dientes de ajo

· 1 rebanada de pan de sarraceno tostada por persona (u otro pan integral de calidad)

· 1 cucharada de aceite de aove

· 1 cucharada de miso

Preparación:

1. Calentar el agua hasta que hierva y añadir el tomillo, bajar a fuego lento durante 5 minutos aprox. Dejar reposar 5 minutos más.

2. Mientras reposa, rehogar la cebolla en la sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra hasta que esté dorada, añadir una cucharada de miso y la infusión de tomillo.

3. Frotar la rebanada de pan tostado con el ajo crudo y colocarla en el fondo del plato con una pizca de sal y un chorrito de aove. Verter encima la sopa caliente con la cebolla.

En la receta tradicional se rompe un huevo encima del pan y se escalda con la misma infusión, lo que le aporta al plato una dosis de proteínas que lo hacen más completo; yo no lo hago ya que no me gusta mucho que la clara quede semicruda. También le queda bien un trozito de jengibre, si te apetece, que podríamos añadir al hervir el agua. Tomar bien caliente, si estás en proceso de resfriado, recomiendo mucha hidratación, infusiones, vahos, mantita, relax y comidas calientes y remineralizantes.

Para ir tomando durante el día una infusión de tomillo, con limón exprimido y miel cruda va genial, mi madre me la preparaba cuando era pequeña cada noche cuando estaba resfriada.

INFUSIÓN DIGESTIVA DE HINOJO Y JENGIBRE

La siguiente es una infusión de hinojo, jengibre i limón, muy adecuada para ayudar en la digestión de comidas pesadas puntuales o como infusión para tomar 2-3 veces al día para mejorar y tonificar las funciones de nuestro sistema digestivo. Propiedades destacadas: estimula las secreciones digestivas, carminativa (favorece la disminución de gases y flatulencias), colagoga (favorece la expulsión de bilis retenida en la vesícula biliar), evita niveles altos de azúcar después de las comidas, es antiinflamatoria, analgésica y antivomitiva.

El hinojo es una planta con un aroma anisado y parecido también a la regaliz del que se aprovecha todo, el bulbo, los tallos, las hojas y las semillas. Yo en esta ocasión lo utilicé fresco porqué tenía un montón, puedes recogerlo silvestre y por supuesto puedes utilizar hinojo seco.

Para la preparación de unos 750 ml necesitaremos (para tres tazas durante el día)

· 4 rodajas de raíz de jengibre fresco

· 50 gr de hojas de hinojo fresco, con el tallo incluido, o 3 cucharadas de hinojo en polvo.

· 1 ramita de canela

· El zumo de 1/2 limón exprimido

· 1 cs de miel cruda (opcional)

Preparación:

1. Cortar las rodajas de jengibre e introducirlas en el cazo con el agua para la infusión, poner al fuego hasta hervir.

2. Cortar las ramitas de hinojo y cuando el agua hierva introducir el hinojo y la rama de canela, remover y apagar el fuego.

3. Tapar y dejar reposar 8-10 minutos.

4. Añadir la miel cruda (opcional) y el zumo de limón y remover hasta que la miel se haya diluido del todo.

5. Dejamos enfriar 5 minutos y embotellamos usando un colador de malla muy fina.

Esta es una infusión que nosotros preparamos en cantidad para varias tazas, la puedes tomar caliente, natural o fría (en verano), en el invierno recomiendo tomar caliente como digestivo post comidas. Si quieres hacer solo para una toma adecuar la dosis de ingredientes a la cantidad que necesites preparar.

INFUSIÓN ANTIINFLAMATORIA ESPECIADA (Y DULZONA)

Y ya por último os presento la infusión especiada antiinflamatoria. Esta infusión especiada de sabor dulce y agradable, va genial para calentar el cuerpo cuando hay síntomas de frío o estamos resfriados, es una mezcla de varias especies de sabor dulce con múltiples propiedades: la canela es carmitativa, antiespasmódica, antiácida, estimula la formación de ácidos gástricos y es anticoagulante. Usamos también anís estrellado que facilita la digestión, es antifúngico y expectorante. La regaliz es otro de los ingredientes de esta infusión, esta raíz aromática de dulzor natural, se utiliza para tratar afecciones respiratorias, es antiinflamatoria y expectorante gracias a su composición en ácido glicirricínico; aún así hay que tener cierto cuidado con ella ya que en ciertas cantidades causa un aumento de la presión arterial y es desaconsejada para quien padezca este tipo de condición. La cúrcuma es la reina de las especies antiinflamatorias y en esta infusión quería incluirla de una forma un poco diferente en un brebaje más dulzón y reconfortante con aromas a algarroba, anís, regaliz, canela y clavo que le dan un toque dulzón buenísimo. En la foto te la presento con un trozo de naranja deshidratada para añadir más aroma y darle un toque especial.

Veamos los ingredientes para 750 ml de infusión (para unas tres tazas durante el día)

· 1 rama de canela

· 1 cp de canela en polvo

· 3 estrellas de anís estrellado

· 1 cp de anís verde

· 1/4 de rama de regaliz

· 2 rodajas de jengibre

· 1 clavo de olor

· 1 cc de cúrcuma

· 2 cp de harina de algarroba

· una pizca de pimienta negra molida

Preparación:

1. Introducir todas la especies duras en un cazo con los 750 ml de agua y llevar a ebullición.

2. Cuando hierva añadir las especies en polvo (canela, anís verde, cúrcuma, algarroba y pimienta), remover bien y cuando esté todo disuelto apagar el fuego.

3. Tapar y dejar reposar 8-10 minutos.

4. Pasado ese tiempo volver a remover bien y embotellamos usando un colador de malla muy fina. Yo uso el colador individual de las infusiones que es  muy fino, sino cuela un par de veces para que no queden grumos.

¡Y listo para tomar a tu gusto!

Espero os sean útiles estas tres opciones con cantidad de hiervas diversas y especies para afrontar este frío, humedad, cambios de temperatura y tiempo loco que hay estos días a la vez que mejoráis vuestras digestiones, inflamación y sistema inmune.

 

No hay comentarios

Escribe un comentario